domingo, abril 21, 2024
InicioCultura¿Dónde está el castillo de Paracuellos de Jarama?

¿Dónde está el castillo de Paracuellos de Jarama?

El Castillo de Malsobaco de Paracuellos de Jarama es uno de los monumentos más destacados de la localidad de Paracuellos de Jarama, declarado Bien de Interés Cultural el 25 de junio de 1985. Este castillo se encuentra ubicado en el cerro que lleva su mismo nombre, al sur del núcleo urbano.

Foto Patrimonio desconocido

Historia y arquitectura del Castillo de Paracuellos de Jarama

El Castillo de Paracuellos de Jarama se construyó durante la época califal con la intención de servir en el sistema defensivo de la Marca Media ideado por Muhammad de Córdoba, entre los años 852-886. Las actuaciones arqueológicas sugieren que su construcción se produjo a mediados del siglo IX.

Cuando Paracuellos fue conquistado por los reinos cristianos, pasó primeramente a manos de D. Fernando García de Hita y Dña. Estefanía de Armengol, y posteriormente al nieto de ambos D. Fernando Martínez de Hita, Comendador de la Orden de Santiago, a la cual fue cedida en 1195.

La Orden de Santiago crea la Encomienda de Paracuellos, cuyo territorio comprendía la Villa de Paracuellos, Belvis (o Ledesma), Viñuelas, el Burrillo, parte de Cobeña, así como varios bienes en Vallecas y Móstoles. En este época se intercambia por territorios en el Reino de Murcia, y posteriormente vuelve a manos de la Orden de Santiago.

Finalmente, el edificio y la villa es vendido al Mariscal de Castilla Ares Pardo Tavera, nieto del Cardenal Tavera. Hay sospechas de que fue el Cardenal quien compró el Castillo y Villa de Paracuellos, ya que existen documentos que atestiguan que puso su escudo cardenalicio en la fortificación. En este momento se produce el cambio de situación del núcleo poblacional de Paracuellos desde la parte inferior del cerro al actual enclave poblacional, en ese momento el castillo comienza a entrar en ruinas.

Arquitectura del castillo de Malsobaco en Paracuellos de Jarama

El Castillo de Paracuellos de Jarama se ubica en un cerro que sirve de protección natural, lo que lo hacía ideal para levantar una fortificación defensiva. Además, desde el castillo se tiene una excelente visión sobre el valle del Jarama. Su función era formar parte de la línea defensiva de Toledo junto a otros castillos y atalayas de la zona. Con sus 1200 metros cuadrados de planta, podía albergar una guarnición.

En la actualidad, sólo se conserva la planta del castillo, pequeños restos de la torre lateral, partes del lienzo repartidas por su perímetro, así como un aljibe. El lado sur del lienzo de mampostería, así como la torre lateral, son visibles. Los muros de la parte oriental estaban hechos de piedra sin labrar con relleno de cal y canto rodado, y los de la parte opuesta eran de piedra con un conglomerado calcáreo y se apoyaban sobre una zona escalonada. El lado oeste sufrió una serie de reformas realizadas durante la larga posesión del castillo por la Orden de Santiago

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Populares