viernes, abril 12, 2024
InicioNoticias Paracuellos de JaramaAdiós a los malos olores: el truco definitivo para limpiar los desagües

Adiós a los malos olores: el truco definitivo para limpiar los desagües

Vivir con malos olores en la cocina puede ser extremadamente desagradable, especialmente cuando se vuelven persistentes y dominan el ambiente. La causa principal de estos aromas desagradables son los restos de alimentos en descomposición que quedan atrapados en las tuberías. Eliminarlos es esencial para evitar que se propaguen por toda la casa y conviertan la cocina en un lugar incómodo de habitar.

Evitando los malos olores desde el principio

El mejor truco para evitar los malos olores en los desagües es prevenir que los restos de comida lleguen a caer en ellos. Retirar los residuos de comida antes de colocar los platos y cubiertos en el fregadero es una práctica clave para evitar que acaben en el desagüe. Un consejo útil en este sentido es utilizar una servilleta y, ubicándose junto al cubo de basura, desechar los restos de comida hasta que el plato quede completamente limpio, sin ningún grano de arroz u hoja de ensalada rezagada, por ejemplo.

La importancia de aclarar los platos

Además de retirar los restos de comida, es fundamental enjuagar bien los platos antes de colocarlos en el fregadero. Este hábito ayuda a prevenir obstrucciones en la tubería y evita que se acumulen residuos, lo que podría reducir la eficacia del desagüe cada vez que se lavan los platos.

Mantenimiento regular

A pesar de los esfuerzos preventivos, ningún método es infalible, por lo que es necesario realizar un mantenimiento regular de los desagües para garantizar su buen funcionamiento. Un sencillo truco compartido por un usuario de TikTok permite eliminar los malos olores sin ensuciarse las manos. Consiste en verter media taza de bicarbonato de sodio seguido de una taza de vinagre blanco en el desagüe.

La magia del bicarbonato y el vinagre

Luego, se debe tapar el desagüe con un paño para concentrar la acción de la mezcla en esa área y dejarla actuar durante diez minutos. Al finalizar este tiempo, es importante enjuagar con agua caliente para potenciar la limpieza y eliminar los restos de comida que se desincrustaron gracias a la acción del bicarbonato y el vinagre.

Mantén tu fregadero limpio

Además de mantener limpios los desagües, es igualmente importante limpiar el fregadero después de cada uso. Algunas personas optan por una mezcla de vinagre y agua en partes iguales, la cual pueden rociar en el fregadero utilizando un pulverizador.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Populares